Saltar al contenido

Cómo escribir los mejores votos nupciales

¿Has tomado la decisión de escribir tus propios votos matrimoniales? Entonces es probable que estés estresada y ansiosa.

Bueno, no hay razón para temer a esta tarea de planificación de la boda por más tiempo. Estoy aquí para ayudar al esbozar la mejor guía para la escritura de votos de la boda. Siga estos consejos para una experiencia de escritura de votos sin estrés y pronto disfrutará de compartir votos únicos en su gran día.

1. Comience con una lluvia de ideas

La parte más difícil de la escritura de votos es comenzar. Por ahora, olvídate de la necesidad de formar oraciones reales. Solo comience con una lluvia de ideas.

Haga una lista de cada recuerdo romántico o un momento divertido que hayan compartido. ¿Qué sentimientos te vienen a la mente cuando piensas en tu relación?

Garabatee pensamientos sin juicio. El objetivo de esta lluvia de ideas es simplemente obtener ideas en papel. Nos preocuparemos por formarlos en pensamientos coherentes más adelante en el proceso.

2. Incluye un tema

Los temas son los puntos de anclaje de cualquier buena historia. Piensa en tu película o libro favorito. Puedes identificar temas. Los votos son otra forma de contar historias, y también deberían incluir un tema.

Para identificar su tema, revise sus notas de lluvia de ideas. ¿Qué similitudes te saltan? Soporte inquebrantable ¿Consideración? ¿Risa?

Una vez que hayas identificado el tema de tu relación, utiliza esto para centrar tu escritura de votos. Por ejemplo, si su tema es la consideración, relate una anécdota específica sobre cómo su prometido mostró su consideración. Luego, conecte este tema con lo que desea incorporar a su matrimonio. En otras palabras, ¿cómo planeas ser considerado con él durante tu matrimonio?

3. Rastrea tu conteo de palabras

Intente escribir entre 390 a 650 palabras. Esto es de tres a cinco minutos de duración de la conversación. Mantener el recuento de palabras a lo largo de esta duración asegurará que tus votos sean concisos, articulados y mantendrán a los invitados ocupados.

¿Tienes problemas para mantener tus votos cortos y dulces? Editar su propio trabajo puede ser un desafío.

Siga estos dos consejos para ayudar con el proceso de autoedición:

Elimine cualquier palabra que no agregue al significado o a su punto. Es decir, ¿la oración todavía tiene sentido sin la palabra? Si es así, elimínelo. No es necesario.
Elimine cualquier frase u oración que no sea un nuevo punto. Si ya ha dicho algo similar, pero de una manera diferente, no es necesario ser redundante. Córtalo y continúa para hacer un nuevo punto.

4. Práctica, práctica, práctica

Cualquier gran orador que hayas visto y en el que te hayas inspirado ha practicado sin cesar su discurso. Este paso es especialmente importante para cualquiera que tenga miedo de hablar en público, ¡lo que la mayoría de nosotros hacemos!

Ensaye leyendo sus votos matrimoniales frente a sus damas de honor y solicite comentarios constructivos.

¿Prefiere no hacer público aún? Grabe video usted mismo. El objetivo no es ser autocrítico. Es ser consciente de sí mismo. ¿Dices “um” innumerables veces? ¿Evitas el contacto visual o te mueves nerviosamente por tu cabello?

Capture sus garrapatas nerviosas antes de la ceremonia y no tendrá que verlos durante años en el video de su boda.

Practicar tus votos matrimoniales también aumentará tu confianza. Cuanto más haces algo, más natural comienza a sentir. Cuanto más practiques tus votos, más equilibrado estarás.

5. Imprime tus votos en papel

Tan natural como podría parecer leer tus votos en tu teléfono, no lo hagas. Su fotógrafo y camarógrafo no estarán contentos. El brillo de su dispositivo distorsionará el color en su cara en imágenes y videos. También se verá anticuado y hortera en el futuro.

Además, si tiene problemas técnicos, es posible que no pueda obtener sus votos en su teléfono. #torpe

Opte por escribir a mano o imprimir sus votos en papel. Para un toque especialmente pulido, use un folleto de votos de boda.