Saltar al contenido

Boda Budista

Las costumbres que en muchas ocasiones visualizamos de bodas en otras culturas, no suelen ser una copia fiel de lo que en realidad son. En el caso de la boda budista, no se tiene como un sacramento obligatorio sino más bien como una elección muy personal. En este credo las personas que se aman reciben una “bendición de pareja”.

Se dice que el budismo adoptó costumbres y maneras de celebrar un matrimonio de otras corrientes pero que respetaron mucho su esencia como grupo y el entorno espiritual que es lo más importante para ellos en la vida.

¡El gran día!

Ese día especial estará guiado por uno de los pilares del budismo: la astrología.  Un monje budista revisa y evalúa la carta astral de los futuros esposos y así selecciona el día y la hora exacta para realizar el rito. Tanto el momento, como los detalles del compromiso e información del noviazgo son de dominio del monje y  está muy al pendiente de que el matrimonio cumpla con todo.

La pareja suele recitar salmodias, que son melodías que acompañan a la interpretación de los salmos de las sagradas escrituras. Este gesto se hace por al menos una hora. En postura “wai” y muy juntos demuestran sumo respeto hacia la religión y el monje budista que les otorgará la bendición. Pancasila, Vandana y el Tisarana son recitados para seguir con el ritual.

El incienso es muy utilizado en estas bodas y los cónyuges encienden velas de este tipo para ofrecerlas junto con hermosas y coloridas flores a la imagen de Buda. Luego, llega el momento más emotivo y romántico en donde el novio y la novia expresan sus votos ante todos los presentes. Éstos en su mayoría son prescritos por las sutras del budismo, pequeños fragmentos o discursos completos de Buda que se usan para interpretar las cuestiones de la vida.

Votos matrimoniales budistas

“Tomo mi esposa y prometo amarla y respetarla, ser amable y considerado, fiel, delegarle el manejo doméstico y darle regalos para agradarla”, son las palabras que por costumbre cita el futuro esposo.

En el turno de la novia expresa: “Tomo a mi esposo y me comprometo a realizar las tareas de mi hogar eficientemente, ser hospitalaria con mi familia política y los amigos de mi esposo, ser fiel, proteger e invertir nuestras ganancias y efectuar mis responsabilidades amorosa y conscientemente”. En el compromiso expresado por la pareja se ve un poco lo que representan la mujer y el hombre para el budismo y cuáles deben ser sus prioridades para mantener una relación fuerte.

A diferencia de otras creencias, en las uniones budistas los padres de la pareja, es decir los suegros, juegan un papel muy importante y deberán exclamar el Mangala Sutta y Jayamangala Gatha, para al igual que el monje durante toda la ceremonia, otorgar la bendición a los futuros esposos. Es fundamental realizar este paso.

¡Llegó el momento de ofrendar! Al cumplir con todos los pasos mencionados, viene el momento de la ofrenda tan a Buda como al monje que guía la unión como muestra de gratitud por su disposición y bendición para con la nueva familia. Lo que más se acostumbra a obsequiar es comida y flores. Tras recibir con amabilidad los regalos, el monje unge a la pareja nupcial con agua sagrada y polen.

Atuendos y ropa de boda budista

Los colores naranja, rojo y amarillo son referencia visual del budismo y en la unión de dos personas para toda la vida forman parte de la decoración y de los trajes de la pareja. La novia luce un atuendo parecido a las túnicas que se ponen los monjes con la diferencia de que esta tiene mangas y es adornada con detalles de oro y piedras preciosas.

La cantidad de brillos y accesorios del vestido de la novia dependerá mucho del cónyuge aunque en esta creencia el uso del oro para festividades y momentos especiales se considera tradición. Los tocados y cinturones no son tan comunes pero muchas mujeres los usan para destacarse en la unión budista.

El hombre también se viste de las mismas tonalidades que su pareja y la seda china conforma su traje. Las mangas largas no tapan las muñecas del novio pero son lo suficientemente holgadas para lucir fresco y lo más cercano a la religión que se pueda. Volviendo al uso de joyas, los novios suelen usar cadenitas que cuelgan de sus cuellos o se posan en sus cabezas con muchas piedras como perlas, diamantes y hasta perlas.

Esto se acostumbra, según foros budistas para lucir lo más hermosos posible ante los familiares, el monje y Buda y sea un gesto de que el momento es una fiesta para la vida y solo procuraron lo mejor para él. Los hombres más desinhibidos utilizan sombrero y chaleco.

Si quieres realizar tu unión al estilo budista deberás estudiar cada uno de los detalles, consultar a los astros y prepararte para expresar los votos con total seguridad de que el amor será el enlace para todos los días que les resten por vivir. Esta cultura además, considera que el espíritu es lo que se debe proteger y edificar, por esto una ceremonia budista será un momento único lleno de paz y fraternidad.

Boda Budista
¿Qué te pareció esta publicación?